SHIVA KRIYA YOGA: EL ARMA DE LA LIBERTAD

Por Víctor Mayo Shivananda

El Kriya debería, en un planeta consciente, ser masivo. No tener siquiera un nombre que remita o refiera a algún lugar o religión. El Kriya es respirar y mover fotones, respirar y direccionar ADN hacia la Luz. Construir circuitos puros de libertad y de consciencia en ascenso. El Shiva Kriya Yoga es libre y universal.

Desarrollar estrategias de desarrollo de conciencia, de ascensión, de avance, en un planeta donde la decisión colectiva fue, coaccionada o no, la desconexión de las corrientes evolutivas del Sistema al que pertenecemos, es ciertamente una tarea difícil.

Proponer una visión espiritual verdadera, o para no despertar suspicacias de arrogancia, al menos puras y profundas, en países con gobiernos seculares, sólo interesados en el control económico y en un falso desarrollo cultural y social, es sin dudas, también una tarea difícil.

Establecer espacios para el despertar, en lugares donde domina un inconsciente colectivo de muy baja frecuencia, reactivo y refractario a todo lo que procure conductos y portales de Luz y de rebeldía al control, es casi una tarea imposible.

La Ciencia de Liberación y Ascensión conocida como Shiva Kriya Yoga es el diseño exacto de activación del ADN humano. Es la Sabiduría fundamental que todo ser que habite este planeta debería conocer, utilizar y, sobre todo, valorar como el mecanismo que acompaña el propósito por el que estamos aquí, y llevarnos asimismo, habitar dimensiones de mayor vibración, tal como lo dice Shakti Ma.

Se entiende hoy, cada vez más, que sostenemos nuestra presencia evolutiva en un planeta desviado del propósito por formas de poder que la mayor parte de la gente desconoce. En buena parte por nuestra ignorancia e inconsciencia. Entonces, es simple concluir, a partir de ahí, que la Ciencia Primordial encuentre bloqueos y obstáculos en su intención de llegar a toda alma viva.

Intentar difundir, como lo hace la Madre Shaktiananda y otros Maestros, una Ciencia de Realización, y quizás más temeraria y certeramente, una Ciencia de Liberación, en medio de códigos absolutamente opuestos al propósito único de ascensión de este diseño de ADN que llamamos humano, ya podríamos decir que es un reto mayor.

Como hace unos años le dijo el Mahavatar Babaji a Shaktiananda Ma, el Kriya Yoga es un conocimiento perseguido, porque es un conocimiento liberador, y estamos en un mundo controlado en gran parte por energías que no aceptan la emancipación, y se oponen abiertamente a estos experimentos de Luz. Ahora, estemos claros que en este control colabora la gran masa inconsciente y dormida, que se siente neutra, cuando en realidad juega el juego del temor y la resignación.

El Kriya debería, en un planeta consciente, ser masivo. No tener siquiera un nombre que remita o  refiera a algún lugar o religión, el Kriya es respirar y mover fotones, respirar y direccionar ADN hacia la Luz. Kriya es construir circuitos puros de libertad y de consciencia en ascenso. El Shiva Kriya Yoga es libre y universal.

El Kriya es el arma de los verdaderos rebeldes en este mundo, de aquellos que no están dormidos, garantizándose siempre una nueva encarnación ( mientras haya tiempo), ni de los que juegan mal el juego espiritual, confundiendo un ego espiritualizado con conciencia, y una falsa emocionalidad new age con amor.

Quienes ya hayan podido reconectar sus estructuras con la Sabiduría Kriya, sabido es que lo han hecho por méritos de momentos pasados, donde con alguna razón de amor hemos podido llamar a la puerta de esferas poderosas, hemos accedido a los circuitos cósmicos que nunca dejarán de asistir a las almas valientes.

La próxima vez que te sientes a practicar Kriya, debes entender que estás llevando a cabo el acto de libertad más profundo que un alma en este plano puede hacer. Estás activando las más poderosas maquinarias cósmicas de resguardo y Luz. Estás abriendo caminos y portales que debilitan a la Matrix y al control. Estás reactivando circuitos fotónicos de tu ADN y reconstruyendo los Vehículos de Luz que te brindarán el Ser. Estás, simplemente, respondiendo al Plan para el que fuiste concebido, que el código de Amor y retorno se han activado. Que estás estableciendo ante el Universo todo tu intención de Ser, y de no rendirte jamás hasta lograrlo.

1 Comentario

  1. Boris Fabre

    Excelente

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *